Son toda una tradición, como las memorias de logros anuales, pero, además, los informes de tendencias que expertos y empresas del sector elaboran cada año se han convertido en una importante hoja de ruta de los meses venideros.

Entidades de todos los ámbitos deben tener en cuenta los consejos y guías de tales estudios si desean mantenerse actualizados en lo que a comunicación social y marketing digital se refiere.

En Aparte Solutions esperábamos los datos como agua de mayo. Las tendencias, aunque no siempre se materializan o extienden por igual en todos los ámbitos, nos ayudan a hacernos una idea de hacia dónde van los públicos, los mercados y las formas de comunicación.

Hoy hemos reunido los cambios que se aproximan e influirán en la relación de tu cliente con tu negocio, tus redes sociales y tu web. No pierdas detalle.

1. Como ya avanzábamos, los resultados orgánicos caen en picado. Las redes, con el constante cambio de sus algoritmos, nos empujan a invertir más y más en publicidad en Internet. Las marcas deben tomar conciencia (y ya van tarde) de que las redes sociales, si bien pueden resultar más rentables que la publicidad tradicional, exigen unos mínimos para funcionar.

En cualquier caso, el presupuesto no lo consigue todo. Es el momento de trabajar por un buen contenido, original, fresco y de calidad, que cuente historias y lo haga en los nuevos formatos que Snapchat, Stories o Facebook ya nos sugiere.

2. Los portales corporativos perderán tráfico, a favor de las redes sociales. Se acabó aquello de publicar en la web de la empresa, para después limitarnos a difundir en los canales habituales. En los próximos meses todo inducirá a crear contenido diferente y exclusivo en cada plataforma. Nuestras redes sociales más habituales irán incorporando nuevas funcionalidades para que los usuarios encuentren en ellas todo cuanto les interesa.

3. ¿Cómo diferenciarnos, cómo ganar entre las limitaciones y la saturación de información? Los influencers serán la clave. Ellos ganan protagonismo, reforzando la comunicación de confianza.

4. En 2017, la calidad de la experiencia de usuario gana la batalla a la cantidad de seguidores. Ante los cambios de algoritmos y el freno al crecimiento de las redes, las marcas deberán centrarse en distinguirse y personalizar al máximo su contenido. La meta está clara: mejorar la tasa de conversión, porque los seguidores no pagan las facturas.

5. A las exigencias del público en cuanto a variedad y experiencias, se suma la transformación de las redes sociales, medios de atención al cliente consolidados en los que la transparencia predomina y la valoración de los usuarios, la única prescripción posible. Es la economía de la confianza.

6. Las redes sociales se funden con la televisión o el tiempo de trabajo, para sacar partido a su carácter cooperativo. Así, proliferan las herramientas de colaboración social para acelerar la comunicación entre empleados; o con base en la gamificación, para valorar, retribuir y mejorar la productividad de estos.

Ante el aluvión de información y logos que nos espera, habremos de adaptar el lenguaje y familiarizarnos con nuevas tecnologías:

–  Despegan los chatbots y servicios de mensajería instantánea, como vía primordial de atención al cliente. Los primeros ofrecen respuesta automática e inmediata a cuestiones de interés y funcionamiento de nuestro target. Los millenials son uno de los públicos más exigentes en este sentido, por lo que las marcas se expanden a canales como Snapchat o WhatsApp para adaptarse a sus requerimientos.

– A lo largo de este año veremos como la inteligencia artificial y la realidad aumentada se adentran en los medios de comunicación para llevar la experiencia de usuario a otra dimensión. Una donde la tecnología comprende mejor el lenguaje natural del ser humano, para anticiparse a sus deseos o dar forma a contenidos del futuro (que ya es hoy).

– El Big Data jugará, así mismo, un importante papel en el trazado de estrategias de programación. Gracias a la información que podremos extraer de las costumbres y preferencias del público, será más fácil para las empresas tomar decisiones más certeras y optimizar recursos. Qué publicar y cuándo para cada tipo de cliente. Esta tecnología contribuirá a la máxima de personalización extrema del contenido, frente a la publicidad masiva.

Todo un universo de cambios, sin prisa, ni pausa, que empresas y usuarios ya están asimilando. Un gran abanico de posibilidades a nuestra disposición para mejorar la relación con el público y la facturación del mes.

Y tú, ¿qué cambios has adoptado ya? ¿Cuáles de ellos no compartes? ¿Está lista tu empresa para el 2017?

Si tu estrategia de comunicación y marketing necesita un empujón, recuerda, #SomosTusManos en su puesta a punto.